Carta abierta de Rafa Guijosa al Club Balonmano Alcobendas.

lunes, 25 de enero de 2016

Tuve y tengo el honor de formar parte de la historia de un club ejemplar.

¡Ahí estáis!! ¡¡Seguís tan vivos como siempre!!. Con la misma fuerza y dispuestos a crecer 

Es  para mí un auténtico honor : regresar a la ciudad de Alcobendas, al Pabellón de los Sueños con el Ademar

Querida familia del Club Balonmano Alcobendas:

Hacer una valoración del partido del miércoles es sencillo, pero si tengo que hacerla  sobre el Club Balonmano Alcobendas, lo que supusieron para mí los ocho años como entrenador en esa magnífica ciudad y la vuelta al Pabellón de los Sueños, es muy difícil resumirlo en un correo. Me es imposible ser breve.

Pero como lo ocasión lo requiere y me lo pides, te diré que para mí la familia que integráis el Club Balonmano Alcobendas sois algo más que un club de paso donde trabajé. El club me ofreció la oportunidad de dar mis primeros pasos como entrenador. Confiasteis en mi en un momento muy delicado para vosotros el desafío de devolver el equipo a Asobal y apostasteis por un entrenador con carácter, con ambición, con ilusión... pero sin experiencia.

Al aceptar ese RETO, comencé a vivir la apasionante experiencia de ser entrenador, nunca podré agradecerlo lo suficiente ni seré capaz de expresar de forma exacta y precisa lo importante que desde entonces sois para mí. 

Tuve y tengo el honor de formar parte de la historia de un club ejemplar, uno de los mayores orgullos en mi carrera deportiva profesional, el  haber sido capaz de vivir parte de esos "SUEÑOS" que han dado nombre a un pabellón y que forman parte de la esencia de todos los que formáis el Club Balonmano Alcobendas .

EL CLUB, un club formado y dirigido por deportistas, entrenadores, padres, etc. ,gente humilde pero muy preparada, con las ideas muy claras de cómo queréis ser y dónde podéis llegar. Sin volverse loco, pero sin renunciar a nada. Como digo un club ejemplar que siempre ha sabido unir la educación deportiva y la preparación para el rendimiento sin perder en ningún momento la perspectiva de dónde podéis estar y cómo. 

Tuvimos momentos inolvidables juntos. Sufrimos como muchos otros la crisis económica, y supimos afrontarlo con coherencia y firmeza, y a pesar de esos tiempos menos felices ¡¡Ahí estáis!! ¡¡Seguís tan vivos como siempre!!. Con la misma fuerza y dispuestos a crecer hasta donde los medios disponibles os permitan.

Yo ahora estoy en el Ademar, un club hermano en cuanto a valores, y al igual que vosotros señorial en su historia y ejemplar en su forma de hacer las cosas, el cual también ha confiado en mí en un momento difícil, y este nuevo RETO, -ambicioso, apasionante y exigente- lo afronto con la misma humildad, fuerza e ilusión que tuve en aquellos momentos con vosotros. Una nueva oportunidad para mí que nunca podría haber sido posible sin la confianza que me disteis de crecer en Alcobendas como entrenador.

Como no podría ser de otra forma el destino hace que nuestros caminos se crucen. Ahora, en forma de partido de preparación. En un futuro próximo estoy convencido que será en competición oficial, y no puedo expresar de otra forma mejor lo que es  para mí un auténtico honor : regresar a la ciudad de Alcobendas, al Pabellón de los Sueños con el Ademar y disfrutar de una apasionante jornada de balonmano en el Club que me vio crecer como entrenador.

Queridos amigos, emocionado y siempre agradecido, nos vemos pronto.

Noticias relacionadas