El equipo juvenil masculino, quinto de España

jueves, 12 de mayo de 2016

El equipo juvenil de la Academia BM Alcobendas acabó en una meritoria 5ª posición en el Campeonato de España de Clubes disputado en el Pabellón de los Sueños de Alcobendas, tras caer en el último encuentro por el pase a semifinales ante los sevillanos de Montequinto (19-22).

Un resultado que sin duda supo a poco, tras la gran trayectoria del equipo durante toda la temporada, que llegaba con la máxima ambición a la Fase Final dispuesto a luchar por las medallas. Seguramente el tiempo hará que esta quinta posición se valore fríamente y los jugadores dirigidos por Ángel Castaño entiendan el mérito de haber llegado tan lejos, aunque el trabajo y esfuerzo que hay detrás aspire siempre a una recompensa mayor.

El gran nivel exhibido por todos los equipos en esta fase, muy igualada a pesar de que KH-7 BM Granollers y FC Barcelona demostraran a la postre estar un paso por delante y ser los justos finalistas, hacía presagiar el espectáculo que ciertamente se vivió en el Pabellón de los Sueños de Alcobendas en cada encuentro, con un ambiente inmejorable en la grada y la felicitación unánime a la organización.

Nuestros chicos comenzaron el miércoles jugando un gran partido ante KH-7 BM Granollers, luchando de tú a tú y exhibiendo un gran juego, dejando claro que el objetivo del equipo era competir al máximo en cada partido. En la segunda parte el equipo catalán impuso su defensa y logró correr al contraataque para hacerse con el partido (22-30).

En la segunda jornada, el equipo juvenil de la Academia BM Alcobendas salió a por todas ante Fertiberia Puerto Sagunto, en un igualadísimo partido que nuestros chicos supieron controlar desde la defensa, logrando una victoria final (28-22) que dejaba con todas las opciones a nuestro club para luchar por el pase a semifinales en la tercera jornada. El equipo se iba con muy buenas sensaciones y la máxima motivación para tratar de hacer el mejor partido de la temporada ante los sevillanos de Montequinto.

El pase a semifinales se resolvió en un partidazo en el que a nuestros chicos sólo les valía la victoria. La falta de acierto de cara a portería no se notaba en la concentración de nuestro equipo en defensa, que daba el mejor esfuerzo para tratar de parar el correoso ataque rival. Esperando su momento, los chicos dirigidos por Ángel Castaño conseguían por fin en la segunda mitad ponerse por primera vez por delante en el marcador, saliendo con furia al contraataque y levantando a la afición de Alcobendas de sus asientos. Pero los sevillanos de Montequinto se apretaron y frenaron la euforia de los anfitriones, que acusaban demasiado las inferioridades. El cambio defensivo de nuestro equipo, que daba otra vez una lección de fe e intensidad, surtía efecto, pero llegaba quizá demasiado tarde, y el crono disolvía la épica de la remontada. El resultado final (19-22) daba al traste con la ilusión del equipo por luchar por las medallas del Campeonato de España, objetivo de la temporada. Y los justos vencedores, BM Mntequinto Monterero, celebraban la trabajada y merecida victoria.

La derrota entristecía a un grupo excepcional de jugadores, ejemplo de entrega y compromiso. Las palabras de consuelo, como sucede en estas situaciones, no tenían mucho efecto. Pero la decepción del grupo contrastaba con el brillo de todo un club que, desde la grada y también en la pista, ovacionaba a un equipo ejemplar, que había conseguido que el orgullo y los valores de nuestro club se impregnaran por cada rincón del Pabellón de los Sueños, contagiando el espíritu de los mejores deportistas a todos los que se dieron cita en el mejor partido posible de nuestro equipo.